Pedanías

Se encuentra a 6 km de Pancrudo y a 1264m de altitud, en la vertiente sur de sierra de la Costera, próximo al río de las Parras, tributario del río Martín.

Núcleo en regresión demográfica del que sobresales la iglesia parroquial de la Asunción, obra gótico-renacentista. Las Fiestas Patronales son el 3 de febrero (San Blas), el 5 de febrero (Santa Águeda), ambas con la “abuela” correspondiente (un día de fiesta extra), y el 15 de Agosto (Nuestra Señora de la Asunción). A las fiestas de San Blas era típica la salida del “draque”.

Según Madoz (1845-50) Cervera tenia 30 casas,escuela para 24 niños, 44 vecinos y 150 almas, actualmente tiene 10 habitantes.

Historia:

El pueblo se llamo Cervera de Pancrudo entre 1382 y 1414. Después pasó a llamarse sólo Cervera, desde 1495 a 1873, para definitivamente adquirir su nombre actual en 1877 . Perteneció a la comunidad de las aldeas de Daroca, sesma de Barrachina, y más tarde fue sobrecullida, vereda y corregimiento, siempre con dependencia darocense. La independencia le llegó en 1834.
Administrativamente pertenece al Ayuntamiento de Pancrudo desde 1964.

Patrimonio natural

Monumentos:

IGLESIA PARROQUIAL DE CERVERA DEL RINCÓN (1604)

Dedicada a Nuestra Señora de la Asunción es un edificio gótico-renacentista construido en mampostería. Tiene una sola nave de cuatro tramos, cubierta con bóveda de crucería estrellada y capillas laterales entre contrafuertes. La cabecera es octogonal y la torre campanario se encuentra adosada a la cabecera con tres cuerpos de planta cuadrada, de mampostería -como el resto del edificio-, y remate de tejadillo a cuatro aguas. La portada herreriana, en el lado de la epístola, tiene atrio y esquema barroco; sus dos cuerpos se unen con volutas muy simples. En el entablado hay una leyenda: “Assumptio-B-more-Virgine” y, en la parte alta:”1604″(fecha en la que se construyó).

ERMITA DE LA VIRGEN DEL PILAR (Siglo XVII)

Es un edificio de mampostería del siglo XVII , con una sola nave con dos tramos y tejado a un agua. La cabecera, con bóveda de crucería, y en los pies, con bóveda vaída. La última restauración se hizo en el siglo XIX.

ERMITA SAN CLEMENTE

Fue cerrada al culto en 1936, debido a su mal estado. Hoy en día destruida, sólo queda un peirón.

EL CASTILLO

Se alza sobre un cerro rocoso muy cercano al pueblo, reduciéndose a una importante torre de piedra, sin advertirse vestigios de un posible recinto amurallado. Su planta es cuadrangular con uno de los lados menores en forzado esviaje, por lo que dibuja un trapecio rectángulo muy alargado, de 14x7m, lo cual da idea que es una de las torres militares más grandiosas que existen en las parameras turolenses, aunque hoy aparezca truncada por un tejado inclinado ya caído. Se pueden reconocer los machinales de las tres plantas que tuvo, conserva varias saeteras y la puerta de arco apuntado con dovelas. (en ruinas)

Se encuentra a 12 km de Pancrudo y a 1113 m de altitud.  Núcleo bastante abandonado por su regresión demográfica. Destaca la parroquial de San Miguel, del siglo XVIII. Las Fiestas Patronales son el 22 de mayo (Santa Quiteria).

Historia

Vestigios de un poblado celtíbero entre el término de Cuevas y Cervera; concretamente entre el Cabezo de la Oración y el Barranco del Torrejón.
Pruebas evidentes de la vida musulmana en la península quedan en Cuevas, sobre todo en cuanto a sistemas de riego se refiere, así Cuevas cuenta con cinco acequias de importancia: Molino Alto; acequia de La Vega, Los Huertos, Las Cerradillas… así mismo aprovechando el paso del río construyeron un Azud y hoy en día se pueden contemplar los grabados verticales labrados en roca aunque otras huellas importantes, parece ser, quedaron ocultas tras los muros del pantano. La expulsión de los moriscos también se refleja en Cuevas en cuatro covachas de reducidas dimensiones “Casa Moros”, obligados a vivir en barrios especiales seguramente las habitarían desde la reconquista; 1210 hasta la expulsión definitiva de los moriscos; 1609-1614.

Corre el año 1833 y comienzan las confrontaciones carlistas por la sucesión del rey Fernando VII, las guerras carlistas se desarrollan con acritud en el territorio turolense; incendiando y quemando iglesias de pueblos cercanos a Cuevas. Barrachina estaba ocupada por el batallón portugués al servicio de los isabelinos comandados por Juan Durango, en 1839 es atacado este destacamento por el generas carlista Llangostera librándose una fuerte batalla con grandes perdidas humanas. En Cuevas pasó una columna militar carlista matando a un hombre huido de su territorio, el desventurado había intentado ocultarse en la calle Mayor del pueblo. A principios del siglo XX con la explotación minera se aceleró el desarrollo de los pueblos implicados en dicha explotación, 17 eran los pueblos mineros, entre ellos Cuevas de Portalrubio; en 1900 Cuevas experimentó un aumento de población considerable llegando a tener 300 habitantes.

El auge que tomó el pueblo a raíz de las explotaciones mineras continuó hasta después de la primera guerra civil, deteniéndose durante muchos años y retomándose al finalizar la guerra civil, aunque sin el auge de sus primeros años de explotación carbonífera. La mina supuso la animación del pueblo pero no la riqueza de ese pueblo como tampoco el desarrollo real que hubiese mantenido una población más estable.
También azotó con dureza la guerra civil a Cuevas, ocupada por ambos bandos en el pueblo se sufrió los avatares de la contienda; quemándose la iglesia con las obras de arte que contenía, documentos y libros del ayuntamiento también ardieron, pérdidas de peirones, es decir una destrucción importante del patrimonio artístico y cultural de la zona. Los más ancianos recuerdan vividamente el miedo y los caídos fusilados del pueblo y que incluso se llego a evacuar el mismo ante el avance del frente nacional.

Fuente: Libro Cuevas de Portalrubio, Autor; José Gimeno

Monumentos

IGLESIA DE SAN MIGUEL (S. XVIII)

Se trata de un edificio barroco con fábrica de mampostería y tres naves cubiertas con bóvedas de medio cañón y las laterales con bóvedas de aristas, a excepción del crucero, que tiene cúpulas sobre pechinas y bóvedas de medio cañón a ambos lados. Decoración de la cúpula muy interesante, de estilo rococó, torre a los pies, en el lado del evangelio, con dos cuerpos: el inferior, de planta cuadrada en mampostería y el superior octogonal, de ladrillo con terminación en chapitel. Portada barroca a los pies con arco de cobijo y esquema manierista. Cornisa de condecoración geométrica, de gran vuelo.

ERMITA DE SANTA QUITERIA (S. XIX)

Actualmente en ruinas, fue construida en el siglo XIX para devoción de Santa Quiteria. La ermita presentaba una bella decoración; con paredes y techos pintados, porche y coro.
Parece ser que la ermita tenía un fallo de construcción localizado en el arco de la bóveda del coro, que desencadenó un deterioro rápido del tejado; que con sus goteras finalizó con el hundimiento de la ermita en los años 90.

CASA CONSISTORIAL (1910)

Construida en 1910, era un edificio de buena prestancia que cumplió sus funciones durante medio siglo. Cuevas tuvo ayuntamiento propio desde 1834 entre la década del 60 y el 70 se incorporó a Pancrudo.

Se encuentra a 6 km de Pancrudo y a 1193m de altitud. El casco urbano se asienta sobre una ladera y en él destaca la iglesia parroquial de San Martín, con portada barroca.  Consta de tres naves y crucero con cúpula de linterna. La torre-campanario a los pies es de planta cuadrada y tiene tres cuerpos; fue expoliada durante la guerra civil. Las Fiestas Patronales son el 15 de mayo (San Isidro Labrador) y el 18 de Noviembre (San Roque).

Historia

Situado muy cerca de la cabecera de los valles del Martín y Pancrudo, en la Edad Media perteneció a la Comunidad de la Villa y Tierra de Daroca, y aparece en la constitución del Alfor de Teruel como uno de sus límites exteriores; en la actualidad, es una aldea casi deshabitada y asentada en una ladera de orientación sudeste.

Fuente: Geografía de Aragón.

Monumentos

IGLESIA PARROQUIAL (S. XVIII)

Dedicada a San Martín se alza, exenta, mirando a los campos con su portada barroca. Es una construcción del siglo XVIII, de mampostería. Dispone de tres naves, la central cubiertas por bóvedas de medio cañón con lunetos y las laterales, por bóvedas de aristas. Sobre el crucero se alza la correspondiente cúpula de linterna. A lo largo de los muros sobre los pilares se extiende un friso convexo. El coro se halla en alto. La torre campanario se alza a los pies, en el lado de la epístola; es de planta cuadrada y tiene tres cuerpo, con tejadillo a cuatro aguas como remate.

ANTIGUA LONJA

Está formada por dos arcos de medio punto de ladrillo que apoyan en una columna central, de fuste muy ancho, y dos pilastras laterales. Los tres apoyos son de sillería y soportan una imposta moldurada muy prominente.

HORNO

Antiguo horno de leña restaurado, ahora se utiliza como bar.